Reseña: La Selección

¡Hola Cazadores!

Bueno, hoy voy a escribir una reseña que tenia ganas de hacer desde hace ya algún tiempo, pero lo he ido dejando y bueno, ya sabéis como son estas cosas. En cualquier caso, hoy por fin me he puesto en ello, así que, ¡allá vamos!

LA SELECCIÓN DE  KIERA CASS
PÁGINAS: 240.
SAGA:  La seleccion 1/3 ·
EDITORIAL: Roca editorial de libros.
PRECIO: 14.50€
Para treinta y cinco chicas, La Selección es una oportunidad que solo se presenta una vez en la vida. La oportunidad de escapar de la vida que les ha tocado por nacer en una determinada familia. La oportunidad de que las trasladen a un mundo de trajes preciosos y joyas que no tienen precio. La oportunidad de vivir en un palacio y de competir por el corazón del guapísimo príncipe Maxon. Sin embargo, para America Singer, ser seleccionada es una pesadilla porque significa alejarse de su amor secreto, Aspen, quien pertenece a una casta inferior a la de ella; y también abandonar su hogar para pelear por una corona que no desea y vivir en un palacio que está bajo la constante amenaza de ataques violentos por parte de los rebeldes.

Opinión personal:

No sé vosotros, pero hasta hace relativamente poco yo apenas había oído hablar del libro La selección (bueno, de la trilogía en general), pero de un tiempo para acá no sé qué ha pasado, ha sufrido un boom.

De todos modos, yo no suelo leer libros sólo porque haya un boom y todo el mundo parezca haberlos leído (a veces lo hago, como todo el mundo, pero no suele ser mi estilo, porque en general me decepcionan), y con este no he hecho una excepción. Yo ya había oído hablar del primer tomo de la trilogía de Kiera Cass en “ El templo de las mil puertas” una vez, mientras buscaba novedades editoriales, y me pareció más o menos interesante, con lo que lo apunté en mi lista de libros pendientes por leer. Y ahí se quedó, porque entre una cosa y otra tuve muchas lecturas interesantes que absorbieron todo mi tiempo. No volví a acordarme de La selección. Hasta el boom. Cuando (casi) todo lector twittero había leído La selección, yo no dejaba de ver comentarios, y de repente me acordé de que yo tenía ese libro en pendientes, y lo rescaté del olvido.

Lo primero que tengo que decir es que a mí me ha gustado. No es una lectura de estas que te cambian la vida ni nada por el estilo, pero me ha gustado. Bastante.

La selección se ambienta en un futuro distópico en el que las democracias parecen haber desaparecido tras una cuarta guerra mundial y el mundo se rige ahora por monarquías. Lo que a día de hoy conocemos como América se transformará en un solo país, Illéa, gobernado por la familia real Schreave. La sociedad se ha dividido en ocho castas, desde los uno, la monarquía, hasta los ocho, que son mendigos y, bueno, los “desechos de la sociedad”, aunque sé lo mal que suena eso, pero lo cierto es que es el único término que se me ocurre. Las castas limitan a qué te dedicarás, el tipo de vida que tendrás… Todo. Y aunque es posible ascender de casta y por tanto llevar una vida mejor, esto se presenta como algo difícil.
"De verdad parecía ilógico limitar las elecciones vitales de cada persona según lo mucho o poco que hubieran podido ayudar sus antepasados al Gobierno, pero así era como funcionaba. Y posiblemente aún tendríamos que dar gracias por vivir en un mundo seguro."
Al ser una monarquía, el poder se transmite de padres a hijos. Las hijas son “vendidas” a otros países para formar alianzas internacionales, mientras que el hijo varón mayor es quien hereda el poder. Así pues, los reyes son hijos del antiguo rey, pero las reinas provienen de Illéa. Y es que, cada vez que hay un príncipe en edad de contraer matrimonio, se organiza un peculiar concurso de nombre “La selección”. En la selección, diversas chicas de todo el país y de todas las castas se inscriben, y de ellas, 35 son elegidas por sorteo (bueno, debería ser por sorteo, pero les piden una foto y la mayoría iban de lo más emperifolladas, lo cual ya de por sí indica que eso del sorteo…) para viajar a palacio y allí tener la ocasión de conquistar al príncipe de turno y convertirse en la próxima reina de Illéa. Las chicas que entran en la selección, automáticamente suben de casta hasta, al menos, ser treses, algunas (las últimas en ser “eliminadas”) hasta ser doses (y bueno, la ganadora se convierte en una uno, lógicamente) y todas se hacen famosas y enseguida consiguen buenos matrimonios una vez son expulsadas de palacio.


Esta vez el turno de buscar esposa es del príncipe Maxon, y todas las chicas del país están revolucionadas con la noticia, y corren a apuntarse a la selección, con la esperanza de ser la nueva princesa. Todas excepto una. America Singer, casta 5. Sí, bueno, el apellido lo que se dice muy original no es, porque la chica, proveniente de una familia de artistas (todos los 5 son artistas) es precisamente cantante. Bueno, se dedica a la música en general.

Como iba diciendo, la mayor parte de las jóvenes en edad para entrar en la selección corren a apuntarse, colapsando las oficinas. Y si por la madre de America fuera, ella también lo haría, pero ella se niega. ¿Por qué? Porque America ya está enamorada, y no quiere arriesgarse a entrar en la selección, que el príncipe Maxon se enamore de ella y tener que pasar toda su vida como consorte de alguien a quien no quiere (en realidad, America no cree que Maxon pudiera enamorarse de ella, pero admite que hay una posibilidad). Porque America ya está enamorada, aunque nadie lo sabe aún. El chico al que ama y con el que sale en secreto desde hace algún tiempo es de una casta inferior a la suya, un seis. Aspen. De todos modos, y por una serie de motivos, America acaba en la Selección, con Maxon. El problema es que, por otra serie de sucesos fortuitos, Aspen también está ahí. Ya os podéis imaginar el panorama.

En sí, el argumento no es nada nuevo: un triángulo amoroso en un futuro distópico poco original. Pero la autora escribe bien, y muchas veces eso vale más aún que el propio argumento.

Mientras leía La Selección, he conectado con Kiera Cass. O más bien ella ha conectado conmigo. Tiene un modo de escribir que es “fresco”, y sabe ponerse en la piel de una adolescente, para escribir su historia. Algunos autores pretenden ponerse en la piel de adolescentes, pero no saben como hacerlo y finalmente todo queda muy artificial, y el adolescente en algunos momentos lo es forzadamente mientras que en otros ni siquiera parece un adolescente. De acuerdo, no es lo más común en literatura juvenil, pero aquí también hay grados, y lo cierto es que hay autores que hacen que sus libros de verdad parezcan escritos por adolescentes relatando sus historias; mientras que otros lo consiguen, sí, pero no dan la misma sensación de realidad. En fin, que en mi opinión es un libro realista en lo que respecta a las reacciones de los personajes y a su modo de pensar y filosofía de vida…

Lo primero que hay que tener en cuenta es que tenemos a 35 adolescentes “peleando” por enamorar a otro príncipe adolescente (aunque muchas veces no lo parezca), y por tanto es inevitable que surjan los roces, las envidias, las conductas infantiles en ocasiones… Y ahora que venga alguien y me diga que en esa parte no es muy creíble…. A ver, que yo respeto la opinión de cada cual, pero es que son adolescentes. Y con quince o dieciséis años, que creo que tienen la mayoría de las chicas, es normal estar lleno de dudas y de confusión. Te han mandado a palacio a conquistar a un príncipe con el que, si las cosas salen bien, vas a tener que comprometerte y vivir el resto de tu vida… Nerviosa tienes que estar, probablemente en una tensión más o menos constante.
"Y a veces la gente no sabe si interpretar el silencio como confianza en ti misma o como miedo."
De todos modos, ya me he enrollado mucho con esto. Hablemos de los personajes. Los personajes principales son todos adolescentes, y, como ya he dicho, la mayor parte del tiempo son realistas en el aspecto de que actúan como adolescentes de verdad. El problema, desde mi punto de vista, es que son muy planos, y la mayoría apenas evolucionan a lo largo del libro.

Maxon es el auténtico príncipe azul. Oh, taan perfecto, taan dispuesto a ayudar, taan generoso con todos, taan comprensivo, es taan fácil enamorarse de él… Es el menos realista de los personajes, junto a la reina Amberly, que también es demasiado perfecta (claro, de tal palo, tal astilla), como el típico príncipe azul de Disney.

Los demás… Bueno, America va de altruista, buena y preocupada por los demás que viven peor que ella. Y ella realmente cree que es así realmente, pero, ¿lo es? No. En el fondo America es egoísta y hasta hipócrita, si se me apura. Tiene muchas ideas, pero tampoco hace nada más allá de su entorno más cercano, y es más allá donde precisamente deberían ponerse en práctica. Además, que en ciertos momentos sus sentimientos son tan artificiales... Mucho ¡ay que enamorada que estoy!, ¡ay no puedo olvidar lo que sentía!, pero en el fondo no le importa una m*****.

Aspen, sin embargo, es bastante realista. Es muuy insoportable y tiene unos bofetones que… Pero es realista. O sea, Aspen es muy orgulloso, como todo chico adolescente, y tiene unas cosas… Pero todo eso se entiende una vez se explica su pasado, y te das cuenta de que es muy coherente como personaje.

Entre las chicas de la selección encontramos de todo, pero la mayoría no están muy desarrolladas (cosa comprensible: son 35, al fin y al cabo no se puede dar la misma importancia a todas), y me hubiera gustado conocer un poco más a algunas. Entre las que se nos presentan tenemos a la dulcísima Kriss, que resulta más empalagosa que una tarta con tres kilos de azúcar, a la buena de Marlee, que cae bien a todo el mundo pero que comete un error que le marca la vida, algo típicamente adolescente, por otra parte, pero el problema es que aparte de eso Marlee parece perfecta y NUNCA mete la pata, cae bien a TODO el mundo… En fin.

La última a la que mencionaré es Celeste. La “mala”. Y por otra parte la mejor. En cuanto a personaje, digo, porque como persona no tiene solución. Celeste es guapa, se aprovecha de ello y es muy segura de sí misma. Eso y no duda en hacer lo que haga falta por fastidiar a las demás chicas y conseguir la corona y el corazón de Maxon para sí. Es una petarda, pero una petarda adolescente hasta la médula. Ojo, no digo que todos los adolescentes sean así, ¿eh? Pero muchos sí. En cualquier caso, a mí me gusta la manera en que la autora ha caracterizado a Celeste. ‘Amos a ver, estáis en un concurso en el que sois 35 chicas y solo una puede casarse con el príncipe y ser la futura reina, cosa que quieres más que nada en el mundo. ¿Qué haces? ¿Intentar seducir al príncipe y encandilarle con tu belleza y la pureza de tu corazón? Claro. Pero que tire la primera piedra quien diga que no haría nada para fastidiar un poco a sus rivales y tener más oportunidades. Y que me la tire a mí en toda la cara, porque tengo que reconocer que, si bien creo que no llegaría a los extremos de Celeste, yo sí que lo intentaría.

En resumen: La selección no es un libro muy original y los personajes podrían ser mejores, pero se lee muy rápido y es lo bastante entretenido como para absorberte. Por mi parte, no lo pondría en mi lista de libros que hay que leer urgentemente, pero sí que lo dejaría por ahí. Por si surge la oportunidad.

Puntuación: 3/4

¡Dejad vuestros comentarios!


Ángela

5 comentarios:

  1. Hola!!
    A mí este libro me encantó. Fue diferente, sencillo y una lectura bastante rápida.
    Tengo muchas ganas de leer el siguiente.
    besos!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Yo aún no he leído este libro, y mira que le tengo ganas y he leído críticas positivas, pero tengo demasiadas lecturas pendientes =/ espero leerlo pronto.

    Gracias por la reseña ^-^ Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Holaa ^^ Quedas nominada a los Premios Dorados. ¡FELICIDADES!
    http://almaocultadelanoche.blogspot.com.es/2014/06/nominada-los-premios-dorados.html

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Justo me estoy leyendo el ultimo de la trilogia. Coincido contigo en lo de que el argumento no es nada nuevo, pero es tan absorvente que a mi me encanto. No se.. tiene algo. Y el siguiente, pues en la linea. Si lo lees, espero que te guste.
    Un saludo enorme!

    ResponderEliminar
  5. Hola!

    Acabé esta trilogía justo este mes y me gustó mucho. Vale que es una trilogía algo superficial y que mejoraría si profundizara más en algunas cosas, pero entretiene y engancha mucho.
    No sé, yo la he disfrutado bastante, a pesar de que no será de mis favoritas.

    Un beso y nos leemos!!! ^^

    ResponderEliminar